Préstamos rápidos

5050000
días5días1850
%0%12

Qué son los préstamos rápidos, diferencias y ventajas

 

La facilidad y la rapidez de la tramitación son las ventajas innegables de los préstamos rápidos de las pequeñas empresas privadas, en comparación con los préstamos bancarios. Técnicamente, estos dos tipos diferentes de financiación tienen propósitos distintos: los microcréditos rápidos están diseñados para resolver una falta de liquidez fluyente en uno o varios meses. En cuanto a los servicios bancarios – se utilizan predominantemente para cubrir las necesidades de dinero hasta un año, o varios años, mayor también la cantidad.

De hecho, este es el tipo de crédito más caro, que recomendamos utilizar con precaución, sólo en casos extremos. Es más ventajoso utilizar las facilidades del límite de crédito de una tarjeta bancaria. Por otro lado, es un instrumento financiero bastante flexible que puede utilizarse para resolver de forma rápida, rentable y sencilla los problemas temporales de tesorería.

Cómo solicitarlo, resumen de las condiciones y requisitos

Un prestatario puede recibir un importe a partir de 50 euros hasta 60.000 euros si es aprobado. Los micropréstamos rápidos de hasta 1.000 euros son los más populares: la mayoría de las solicitudes en línea. A la hora de presentar la solicitud, sólo hay que presentar el pasaporte, no se requiere ninguna prueba de ingresos si el importe no supera unos pocos miles de euros. La restricción más importante es que tienes que tener al menos 18 años en el momento de la solicitud, algunas empresas elevan el límite de edad hasta los 21 años.

El procedimiento de solicitud comienza con un formulario de solicitud, que suele constar de las siguientes secciones:

  1. Datos personales.
  2. Lugar de residencia, trabajo, ingresos obtenidos.
  3. Identificación con la carga de copias de sus documentos, si así lo exigen las normas del servicio.
  4.  Firmar el contrato con el código del mensaje SMS.

 

Sobre las tasas

Las comisiones son utilizadas tanto por los bancos como por los prestamistas rápidos. Los prestamistas personales los utilizan de forma más flexible: algunos servicios los incluyen en el coste total, otros los cobran como cargos ocultos. Uno de los objetivos de nuestro proyecto es que los usuarios conozcan estas tarifas antes de firmar un contrato, ya que son importantes para la evaluación y el análisis preliminar de las ofertas.

Es importante tener en cuenta que las comisiones se pueden cobrar bajo dos fórmulas, la primera es cuando se recibe el dinero (normalmente se cobra una comisión por tramitar el formulario y comprobar los datos); la segunda es cuando el cliente pierde dinero al devolver la deuda. Aquí depende mucho de la gama de métodos de pago que el prestamista ofrece a los prestatarios.

Materiales de referencia

Los préstamos rápidos clásicos se emiten para el período de 5 días a 1 mes o más, el límite asignado al usuario no suele ser superior a 1500 euros y no menos de 50, el tipo de interés comienza a partir del 0% por día. Los mismos servicios suelen tener también tarifas a largo plazo, que permiten obtener mucho más dinero y hasta 5 años.
La sencillez del contrato le permite utilizar sólo una copia de su pasaporte. El teléfono móvil y el correo electrónico deben utilizarse al registrar una cuenta personal con el prestamista. El certificado de ingresos sólo se proporciona cuando se pide una gran cantidad.
Cualquier contrato con los acreedores personales prevé la responsabilidad si el cliente está en mora. Se cobrará una sanción por el hecho, con la posibilidad de que se apliquen sanciones adicionales. Lea atentamente esta sección antes de firmar el contrato.